Aerolíneas con farolillo rojo: Vueling, Air Europa y Ryanair

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

A estas tres aerolíneas más reclamadas por los usuarios, les siguen muy de cerca Iberia, en cuarta posición, y Norwegian, en quinta. Las incidencias más comunes: retrasos superiores a tres horas y cancelaciones de vuelos.

 

En concreto, ha sido la compañía low cost Vueling la más denunciada por los usuarios en reclamador.es con más de 10.000 reclamaciones. La compañía, integrada en IAG, tuvo importantes retrasos y cancelaciones al inicio del verano pero tomó medidas para corregirlo, alquilando más aviones y contratando nuevos pilotos y personal de atención al cliente. Medidas que se han visto reflejadas en el período navideño, de gran actividad en los aeropuertos, el cual no ha dejado incidentes destacados de esta aerolínea entre sus clientes. De hecho, las reclamaciones tramitadas por reclamador han disminuido en el último cuatrimestre de 2016, con respecto al mismo periodo del año anterior.

 

En segundo y tercer lugar se encuentran Air Europa y Ryanair, empatadas con el 12% de las denuncias, con casi 4.000 reclamaciones cada una.

 

La antigua compañía de bandera, Iberia, con el 8% de las reclamaciones, ocupa la cuarta posición en el ranking anual de reclamador.es (con casi 2.500 reclamaciones), por delante de Norwegian, que se hace un hueco en las cinco primeras posiciones de la tabla, con el 5% de las quejas (en torno a 1.500 reclamaciones).

 

Teniendo en cuenta el volumen de pasajeros transportados el pasado 2016, Cubana de Aviación asciende a la primera posición en cuanto a la aerolínea con el ratio más elevado de reclamaciones. Plus Ultra Líneas Aéreas ocuparía la segunda posición según esta ponderación, por delante de Wamos, que ocuparía la tercera plaza en el ranking. Por los aeropuertos españoles pasaron 230 millones de pasajeros en 2016.

 

Un millón de pasajeros afectados al año

 

En España hay un millón y medio de pasajeros al año afectados por incidencias (retrasos, cancelaciones y overbooking), y unos 2,5 millones de maletas con problemas (daños, demoras o pérdidas). No obstante, muy pocos usuarios reclaman, ya que el 95% de los españoles desconoce la ley que defiende sus derechos.

 

Además, entre los que sí conocen la legislación que los defiende ante las aerolíneas (el 5% de los españoles) y se lanzan a reclamar estos abusos, menos del 1% obtienen indemnización si lo hacen por su cuenta. En cambio reclamador.es gana el 98% de los casos, ahorrando tiempo a los usuarios porque todo el proceso se tramita de manera online y en sencillos pasos en su web.

 

Aeropuertos más problemáticos el pasado año

 

En cuanto a los aeropuertos que registraron el pasado año más incidencias en sus vuelos se encuentran Madrid Barajas Adolfo Suárez, que acaparó el 20% de las reclamaciones; Barcelona El Prat, con el 13,2% de los problemas; en tercer lugar se halla el aeródromo de Son Sant Joan (Palma de Mallorca, 3,9%), ligeramente por delante del de Ibiza (3,7%). En cuarta posición Málaga (2,5%) y en quinta Gran Canaria (1,9%).

 

Ante estas incidencias que se repiten en los aeropuertos de manera continuada, y ante la indefensión de los usuarios, reclamador.es recuerda que, según el Reglamento 261, se pueden solicitar entre 250 y 600€ como indemnización, según la distancia del vuelo, en el caso de retrasos, cancelaciones y denegaciones de embarque. En el supuesto de incidencias con las maletas, la compensación económica puede ascender hasta 1.400€.

 

La empresa online recalca que se dispone de hasta cinco años para reclamar en el primer caso, y hasta 2 años en el segundo, por lo que anima a los consumidores a reclamar sus derechos frente a las aerolíneas.

 

Por último, Pablo Rabanal, CEO de reclamador.es, explica que “las reclamaciones no se presentan por desconocimiento de los derechos y de la burocracia. Hemos detectado que las aerolíneas juegan al despiste. El modus operandi de las compañías es decir ‘no’ por defecto a cualquier tipo de reclamación. Dan largas a los pasajeros (esperas, colas, faxes…) hasta que estos desisten de su empeño en reclamar”.

 

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page