Cómo mejorar las capacidades digitales para una transformación digital de éxito

A pesar del progreso en la mejora de la experiencia de cliente, la mayoría de las compañías carece todavía de las capacidades digitales y de liderazgo que son necesarias para que la transformación digital sea un éxito. Al menos es lo que se recoge en el informe Understanding Digital Mastery Today: Why companies are struggling with their digital transformations, del Instituto de transformación Digital de Capgemini. En él se señala que una minoría de empresas cree que cuenta con las capacidades digitales (39%) y de liderazgo (35%) necesarias para que su transformación digital sea exitosa.

En el caso concreto de las empresas españolas, estas confían poco en sus capacidades tanto digitales como de liderazgo para llevar a cabo la transformación digital. Únicamente un 36% y 34% considera que sus capacidades respectivas están suficientemente desarrolladas:

• Respecto a las capacidades digitales, las empresas españolas consultadas destacan el desarrollo de las habilidades de experiencia al cliente, donde un 38% considera estar bien posicionada, mientras que hay una menor confianza en la digitalización de las operaciones , sobre las que sólo un 33% opina lo mismo. Estos porcentajes se asemejan a los de la media mundial (40% y 36%, respectivamente).

•Respecto a las habilidades de liderazgo, solo un 39% cree tener las capacidades de gobernancia adecuadas (frente al 36% del resto de países), cifra que se reduce al 35% al hablar de si existe una visión digital compartida en la compañía (porcentaje idéntico al de la media mundial). Por su parte, sólo un 32% de las empresas españolas considera que la relación entre las áreas de TI y negocios es la apropiada (frente al 35% mundial) y únicamente un 26% considera que consigue involucrar a todos sus empleados en el proyecto de transformación digital (frente al 34% mundial). Además, sólo el 26% opina que hay espacio para que todos los empleados participen en el debate sobre la digitalización, diez puntos menos que la media internacional.

El informe, para el que se entrevistó a más de 1.300 directivos de más de 750 compañías (un 71% de la muestra factura más de 1.000 millones de dólares), compara cuál ha sido el avance de la transformación digital de estas empresas con respecto a los datos del estudio de 2012 sobre la misma materia (The Digital Advantage: How Digital Peers Outperform Their Peers in Every Industry), realizado también por Capgemini en colaboración con el MIT Sloan. El informe de este año muestra que, pese a las enormes inversiones en curso en iniciativas de transformación digital, que superarán los 2 billones de dólares para 2021 , las compañías creen tener menos capacidades de liderazgo adecuadas que seis años atrás (un 45% en 2012 frente a un 35% en 2018). Mientras, se mantiene en un 39% con respecto a las capacidades digitales: la misma cifra que hace seis años.

Si nos centramos en los datos del estudio en el mercado nacional, se destaca que el impulso a la cultura digital por parte de las empresas españolas está a la par que el de otros países. Aunque las compañías superan a la media internacional en el respaldo de nuevas ideas y experimentación (un 43% frente a un 35%), está por detrás en otros ámbitos como el fomento a tomar decisiones basadas en datos (un 29% frente a un 38%), la adopción de nuevas actitudes por parte de la dirección (31% frente a 35%) o el impulso de la toma de decisiones rápida e independiente (21% frente al 34%).

Los empleados españoles cuentan con menos herramientas digitales para trabajar que en otros países. Solo un 33% de las empresas afirma que sus empleados pueden colaborar digitalmente entre sí (frente a un 38% mundial), un 26%, que pueden compartir su experiencia a través de plataformas colaborativas (frente a un 35% global). La misma cifra —un 26%— opina que las tecnologías digitales han mejorado la comunicación entre la alta dirección y los empleados (frente a un 33%).

Tanto en España como a nivel global, una de cada cuatro empresas utiliza inteligencia artificial para entender las preferencias laborales de sus empleados. Aunque las empresas españolas están por detrás del resto al impulsar el aprendizaje de nuevas habilidades digitales (un 33% frente a un 40%), estas destacan en el impulso de desarrollo y actualización de las que ya se tienen (55% frente a un 44% global). Curiosamente, el porcentaje de empresas con un programa de desarrollo y actualización de competencias digitales está en línea con el resto del mundo (38%). Mientras, la importancia que se da a la contratación de personal con habilidades digitales es muy similar en España y otros países (un 39% frente a un 40%).

(El informe completo se puede consultar aquí).