El área de cobros y recobros, uno de los puntos fuertes de Marktel

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn6Email this to someonePrint this page

El área de cobros y recobros de Marktel ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos dos años, aumentando su cartera de clientes un 120% en ese tiempo. Este servicio tiene una línea de trabajo muy definida y orientada a ofrecer soluciones en cada una de las distintas fases de gestión global del riesgo.

Según los últimos datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, en España se mueve un crédito comercial de casi 200.000 millones de euros al año y el 60% de esa cantidad se paga tarde a los proveedores. El plazo medio de pago entre empresas en nuestro país es de 77 días, frente a los 47 días de media entre las compañías en Europa. Sin embargo, la legislación española indica que este período debe ser de 60 días como máximo, por lo que los índices de morosidad son muy elevados, incumpliendo la directiva europea.

Los recientes informes de morosidad incluyen a las grandes empresas como los peores pagadores y los días de impagos a proveedores son diferentes según los sectores. Las constructoras pertenecientes al IBEX tienen el récord, con un período de 288 días de media; seguidas del sector servicios y el comercio, con 253 días y del sector industrial, con 230 días.

Según comenta Jesús Tejero, director del área de créditos y cobros de Marktel, “nuestras operaciones tienen en cuenta los datos de mercado y, por ello, establecemos líneas verticales para cada uno de los sectores, invirtiendo en la especialización y exclusividad de los gestores por cliente y servicio, para la obtención de los mejores resultados”.

Las distintas estrategias, procedimientos y metodología establecidas por el área de recobros de Marktel se han visto fortalecidas en los últimos años, en una clara apuesta por una evolución en los sistemas de gestión y en los profesionales que componen el departamento.

Hemos incorporado nuevos clientes de diferentes sectores pero merece la pena destacar los del sector financiero (bancario y asegurador) y el de la energía y las suministradoras”, concluye Jesús Tejero.

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn6Email this to someonePrint this page