La startup irlandesa Dkiru despliega en España su tecnología móvil

Dkiru permite a los distribuidores supervisar en remoto la gestión de las tiendas a través de una innovadora tecnología móvil.Dkiru permite a los distribuidores supervisar en remoto la gestión de las tiendas a través de una innovadora tecnología móvil.

La startup de origen irlandés, Dkiru, llega a España con su tecnología mobile para ayudar a los distribuidores a controlar el estado de los productos en las tiendas. Su aplicación funciona de forma simultánea y en remoto, y permite influir en las actividades diarias del personal de las tiendas y los convierte en embajadores de las marcas.

Con objeto de combatir la ineficiencia en la supervisión del trabajo de las tiendas en tareas como el emplazamiento del producto o la gestión de stock, Dkiru pone a disposición de sus clientes una innovadora tecnología mobile que de manera remota analiza el estado del producto en tienda desde una visión 360º. El principal objetivo de esta tecnología es liberar a la fuerza de ventas de tareas reiterativas que son susceptibles de automatizarse. Así, Dkiru se enfoca en los vendedores que se encuentran en los puntos de venta y los convierte en embajadores de las marcas que comercializan mediante un sistema de gamificación digital. Además, la tecnología de Dkiru combina de forma única múltiples funcionalidades que normalmente se encuentran en soluciones separadas: mensajes sociales, crowdsourcing, rastreo y seguimiento, administración de la fuerza laboral, entre otras.

Su director general, Regimantas Liepa, define la misión de la compañía como la de “ofrecer soluciones para incrementar los ingresos y la rentabilidad, comunicándonos directamente con los proveedores comerciales de nuestros clientes e influyendo en sus actividades diarias”.

Dkiru es una creación de la revolución digital del siglo XXI, ya que permite a las organizaciones ser más eficientes y mucho más ágiles para maximizar la rentabilidad y competitividad en el mercado. Su misión es ofrecer soluciones para incrementar los ingresos y la rentabilidad, comunicando directamente con los proveedores comerciales de los clientes e influyendo en sus actividades diarias.