En Reparalia los juegos forman parte de las bases para una buena formación

Existen diversas actividades basadas en juegos y concursos que se incluyen en el programa de formación continuo de Reparalia, en el que participan muy activamente los mandos intermedios. Ellos son los responsables de detectar las necesidades de su equipo y transmitirlas al área de formación, con el objetivo de definir programas que mejoren la atención que la compañía presta a sus clientes y la calidad del servicio. En este proceso de detección de necesidades juegan un papel importante las encuestas realizadas a agentes y mandos, los focus group con los coordinadores y supervisores y la encuesta de clima laboral.  

 

En lo que respecta al uso de juegos en las actividades formativas, lógicamente, tienen una gran acogida entre los agentes de Reparalia. Los resultados de algunas acciones son compartidos con los empleados a través de la intranet y con los seguidores de la compañía, a  través de  las redes sociales. “En este sentido, pedimos a nuestros agentes de ventas que cocinen la mejor receta con nuestros productos de cuidado del hogar, todo ello con el objetivo de mejorar los resultados y optimizar la venta a través de un divertido juego. Los resultados y mejoras experimentadas tras la formación han confirmado su eficacia”, señalan desde la compañía.

 

Desde Reparalia se apunta que las diferentes actividades recreativas que se emplean vinculadas a distintas temáticas, son muy positivas para mantener y aumentar la motivación de los empleados. Estas actividades se van variando de forma periódica. Con estas prácticas también se busca mejorar aquellas áreas que requieren un mayor empuje con el objetivo de mejorar el servicio ofrecido al cliente, favoreciendo también el trabajo en equipo y el intercambio de conocimientos.

 

(Más información sobre, en este pdf del número 62 de Relación Cliente Mag).