Fujitsu y Microsoft unen sus esfuerzos en el terreno de la Inteligencia Artificial

Fujitsu Limited y Microsoft Corporation han anunciado un acuerdo para colaborar en el campo de la inteligencia artificial con el objetivo de acelerar la transformación de la manera en la que las personas trabajan en las empresas, desarrollando soluciones conjuntas.

Basándose en Microsoft 365, el servicio en la nube integrado de Microsoft, estas nuevas soluciones combinarán el conocimiento y experiencia acumulada de Fujitsu a través de implementaciones internas y externas de su plataforma de comunicación global junto a su tecnología de Inteligencia Artificial (IA), denominada Fujitsu Human Centric AI Zinrai y también los servicios de plataforma IA en Microsoft Azure. Las dos compañías llevarán a cabo pruebas internas de las soluciones creadas conjuntamente en varios países, acumulando conocimiento y experiencia para mejorar la calidad y la implementación. El objetivo es que esté disponible en el mercado japonés entre abril y junio de 2018 y posteriormente a nivel global.

Valor para el cliente

1. Foco en el trabajo creativo, generando un alto valor añadido

Los grandes datos generados a través de Microsoft 365 se agregan a través de Microsoft Graph. Microsoft MyAnalytics, Microsoft Workplace Analytics, etc. visualiza el estado de uso del email y calendarios, que tenían falta de visibilidad en el pasado. La tecnología Zinrai de Inteligencia Artificial de Fujitsu distingue la importancia y la prioridad de las tareas mencionadas en el cuerpo de un correo electrónico y anima a los usuarios a realizar las más importantes. De esta manera, se puede lidiar rápidamente con las que son de mayor prioridad y concentrarse en el trabajo creativo, como es la generación de ideas y ofrecer un mayor valor añadido.

2. Automatizar y coordinar las tareas rutinarias gracias a la IA

Se logra al combinar los Servicios Cognitivos de Microsoft y Microsoft Azure Bot Service con la tecnología IA conversacional de Fujitsu y la API de análisis de lenguaje natural Zinrai, ofreciendo una experiencia de usuario más centrada en las personas. Por ejemplo, para organizar una reunión, la tecnología IA es capaz de buscar un horario libre para todos, fechas y horas, formatos de encuentros y lugares, en función de la conveniencia de los participantes.

3. Eliminar silos y descubrir la persona, conocimientos y red adecuados

Usar las conexiones entre personas o cosas se considera una manera efectiva para encontrar recursos humanos excepcionales o documentos valiosos dentro de las organizaciones. Para ello, Knowledge Graph se utiliza como la base del conocimiento que expresa de manera gráfica la relación entre las personas y cosas. Además, cuando ésta es analizada por la tecnología Zinrai y aplicada al Knowledge Graph descubren valiosos recursos humanos e importantes documentos, ofreciendo la posibilidad de utilizar la información, como por ejemplo seleccionar a los mejores miembros de un equipo para el lanzamiento de un proyecto.

4. Análisis de los impulsores de productividad y motivación al comparar personas, equipos y empresas

Los usuarios de Microsoft MyAnalytics y Workplace Analytics pueden visualizar las formas en las que trabajan, tanto las personas como los equipos. Así mismo, combinando el Knowledge Graph y la tecnología de aprendizaje automático Deep Tensor® desarrollado por los Laboratorios de Fujitsu, que permite un análisis muy preciso de datos estructurados por gráficos, estas soluciones pueden ofrecer información sobre cómo de eficiente y altamente motivadas trabajan las personas, organizaciones y empresas. Esto también permite el entendimiento de otros factores importantes que hay detrás del rendimiento y así llegar a una verdadera transformación de la forma de trabajar.

El futuro

Ambas compañías no solo ofrecerán servicios de consultoría para el despliegue, sino que consideran realizar cursos que se realizarán en el Centro de Transformación Digital de Fujitsu situado en Minato- ku, de Tokio, y el Centro de Tecnología de Microsoft, también en la misma zona. Las dos compañías trabajarán conjuntamente en el desarrollo de nuevos clientes, principalmente de los usuarios existentes de Office 365 y Microsoft 365, y pretenden desarrollar un nuevo negocio de 2.000 millones de dólares en el mercado mundial para 2020.