Lola Market: uniendo lo mejor del mundo online y el offline

Un personal shopper de Lola Market.

Un personal shopper de Lola Market.Dicen los responsables de Lola Market, ecommerce creado en 2015, que quieren ser la solución online para hacer la compra semanal de quienes no disponen de tiempo. Uno de sus principales valores es ofrecer un servicio multi-tienda personalizado. En esta apuesta por una amplia variedad de productos se incluyen los frescos. Desde la compañía dicen sentirse orgullosos de haberse posicionado ya como líderes en Madrid.

La última línea de negocio de Lola Market ha nacido baja el nombre de Lola Fresh, y lo ha hecho gracias a un acuerdo con la compañía Organizados. Esta alianza ha permitido a la compañía tener un crecimiento mensual cercano al 40%. El peso del producto fresco en el negocio se espera que siga creciendo, si el pasado año las ventas de este tipo de pedidos se duplicó, para este ejercicio, se espera que represente el 10% del total de pedidos de Lola Market.

La figura del personal shopper

Todos nuestros clientes pueden adquirir productos frescos, traídos directamente del campo al hogar, sin la actuación de ningún tipo de intermediario. De esta manera, nos convertimos en la compañía pionera en España en ofrecer, de manera online, productos frescos de máxima calidad. Nuestros usuarios pueden disfrutar de productos frescos, traídos directamente del campo al hogar; con una entrega al cliente 2 horas y media después de hacer su pedido y minimizando el tiempo que tarda en llegar el producto a la ciudad, situándolo en menos de 20 horas”, apunta Alfredeo Pérez, director de Logística de Lola Market.

Este e-commerce ofrece a sus clientes la posibilidad de hacer la compra en más de un establecimiento, de manera simultánea, sin que estos tengan que moverse de sus casas. Y para ello cuentan con una amplia red de personal shoppers. “Con el lema Hacemos la compra por ti, queremos demostrar que nuestro equipo de personal shoppers compran como si nosotros mismos estuviéramos adquiriendo los productos. Además, nuestro sistema permite al comprador tener la posibilidad de combinar, por ejemplo, los buenos precios de grandes superficies como Mercadona o El Corte Inglés, con el fresco de calidad de mercados tradicionales como el de Chamartín o Chamberí, de Madrid”, comentan desde Lola Market.

“Los más de 30 miembros que conforman nuestra red de personal shoppers se encargan de seleccionar y adquirir, cuidadosamente, los cortes más frescos de los mejores supermercados, mercados tradicionales y tiendas especializadas. Han sido formados por la propia compañía y, a todos, se les exige los mismos estándares de calidad que busca Lola Market”, señala Alfredo Pérez.
Estos trabajadores, al igual que los repartidores de la compañía, son autónomos. En su caso han de contar con conocimientos en materia de alimentación, sanidad y/o cocina y con una clara vocación al cliente.

En lo que se refiere a los ingresos de la compañía, hay que puntualizar que estos provienen de los costes de gestión, es decir, del servicio de hacerle la compra al cliente y entregársela en su domicilio. Además, la compañía obtiene un margen por cada una de las tiendas que están presentes en Lola Market. Este porcentaje se negocia directamente con los comercios y no influye en el precio final de la compra del cliente.

(El reportaje completo se puede leer en este pdf del número 74 de Relación Cliente Mag).