Minimizar el fraude en la era de la digitalización

Muchas empresas consideran que la digitalización de sus negocios incrementa el riesgo de sufrir fraude. Hoy el concepto de fraude ya no se circunscribe únicamente al robo de dinero o a la usurpación ilícita de objetos, sino que alcanza a la disponibilidad de los datos como principal vehículo para ejecutar un fraude.

En este contexto, y dada la cantidad de información sensible que se encuentra digitalizada, los fraudes de solicitud, identidad, Burst Out, cuentas durmientes o simplemente solicitudes fraudulentas a través de dispositivos no identificables están a la orden del día.

A raíz de esta realidad y considerando que el fraude continúa en aumento, las empresas demandan soluciones tecnológicas que les ayuden a evitar estos engaños, pero también a cumplir con determinadas regulaciones nacionales e internacionales. El software MyDataQ de DEYDE permite mantener la información de las organizaciones completa, precisa, consistente, actualizada, única y válida para ser un activo confiable.

 “Claramente, la intención de quién comete un fraude es alcanzar un beneficio a través del engaño. Por ello, sus consecuencias pueden ser devastadoras para las empresas, tanto desde el punto de vista económico como reputacional”, explica Elena Pastor, Directora Legal de DEYDE.Cumpliendo con lo que las normativas de protección de datos llaman principio de veracidad, MyDataQ permite que los datos se correspondan con la realidad y estén actualizados. Una base de datos que haya sido tratada con MyDataQ asegura a cualquier compañía la rápida identificación de sus clientes lo que es un pilar esencial de cualquier política preventiva y/o reactiva contra el fraude”.

Según el último informe sobre Tendencias del Fraude presentado por la Asociación Española de Empresas Contra el Fraude (AEECF) entidad de la que DEYDE es asociado, un 70% de las empresas coincide en señalar que el fraude ha aumentado en el último año. Adicionalmente, un estudio de PwC, pone de manifiesto que más de la mitad de las empresas españolas (54%) reconoce haber sido víctima de algún delito económico desde 2016.

A tenor de esta realidad, que como medida principal demuestra el problema que representa el fraude en la sociedad y en la economía, contar con productos o servicios que contribuyan a la fiabilidad y exactitud de la información, se torna una necesidad.

MyDataQ ofrece la capacidad de normalizar nombres y apellidos, verificar la validez del documento de identidad. Este es un indicador de que los datos son veraces.

Asimismo, su sistema de búsqueda de duplicados permite localizar personas que se hayan registrado de forma diferente o miembros que vivan en el mismo hogar, utilizando simultáneamente diferentes campos de la base datos. Esta capacidad facilita la labor de identificación personal.

De igual modo, la normalización de datos de contacto, email y teléfonos, permiten validar y verificar si son verdaderos y si están activos en el momento de la consulta. Con esta acción es posible completar el perfil de un individuo obteniendo una información precisa y valiosa.

Por otro lado la normalización de direcciones y asignación de coordenadas, así como datos catastrales permiten probar que la dirección existe y que, realmente, hay un inmueble declarado con ciertas características.