SGCN: sistema de GSS para garantizar la continuidad del negocio de sus clientes

En Grupo GSS son conscientes de la relevancia que tiene para las grandes compañías trabajar con partners que ofrecen una garantía de continuidad de negocio, en el caso de que se declare un desastre. Por eso, han elaborado un Sistema de Gestión de Continuidad de Negocio (SGCN) alineado con la metodología ISO 22301.

Este plan evita que se ponga en riesgo la reputación corporativa de sus clientes, así como su vínculo con grupos de interés (clientes, empleados, accionistas, medios de comunicación, proveedores, etc.).
A partir del BIA (Análisis de Impacto de Negocio) y el análisis de riesgo, se identifican los posibles escenarios de desastre, activándose estrategias específicas para cada escenario y planes de recuperación, con los que GSS garantiza, en caso de desastre, la puesta en marcha de un completo dispositivo coordinado para la reanudación de nuestros procesos y servicios en el menor tiempo posible y conseguir reducir el impacto en los servicios que prestamos a nuestros clientes.

Gracias a este SGCN, en Grupo GSS tienen la capacidad de reacción necesaria para conseguir la vuelta a la normalidad, de la manera más efectiva, tras una interrupción imprevista de las actividades del negocio a causa de un desastre.

El objetivo de Grupo GSS es estar preparados ante diferentes escenarios de desastres de distinta magnitud y alcance que puedan afectar al desarrollo de nuestra actividad. La globalidad esta compañía ayuda a establecer planes de continuidad robustos, al ofrecer alternativas de conexión desde diferentes ubicaciones geográficas. Igualmente, es sensible a las necesidades de las diferentes industrias, siendo conscientes de que ciertos sectores, como por ejemplo el asegurador, exigen garantizar la continuidad operativa de las empresas (Solvencia II en Europa).

Este SGCN es el resultado de un análisis profundo de las diferentes situaciones potenciales que se podrían dar, y una valoración del impacto que supone la paralización de nuestros servicios. Basado en esto, detallan el orden, prioridad y tiempos en los que se deben recuperar cada uno de los procesos, así como los recursos necesarios para alcanzar un nivel de servicio adecuado tras el desastre. De acuerdo con los resultados de los análisis, se han diseñado soluciones y procedimientos para la recuperación normal de la actividad.

Dentro de que en Grupo GSS sabemos que todos los procesos de nuestros clientes son relevantes y que hay que garantizar su continuidad, trabajamos bajo un esquema de prioridades basado en la criticidad de los procesos que se han visto afectados, dimensionando los planes de actuación en función de los RTOs (tiempo objetivo de recuperación) y del MTPD (máximo tiempo tolerable de disrupción) de cada servicio. De esta manera garantizamos el menor impacto posible sobre nuestros clientes“, señalan desde la compañía. “Grupo GSS, gracias a su robusto SGCN, se ha posicionado como un partner de referencia en la garantía de la continuidad de los procesos de negocio para sus clientes”, añaden.