Omnicanalidad, si no son cuentas, son cuentos

Seamos honestos, últimamente en nuestro sector solo hablamos de customer experience, de satisfacción del cliente, de customer engagement… Hemos pasado del «reduce costes como puedas», al «dale al cliente lo que este quiera y como quiera», porque si lo tratamos bien nos quitará de las manos cada nuevo producto/servicio que lancemos y además se lo contará a todos sus amigos a través de las redes sociales y todos harán cola para convertirse en nuestros clientes. Solo nos falta un «y serán felices y comerán perdices», para que tenga todos los ingredientes de un buen cuento de los hermanos Grimm.