Ulabox, o cómo perfeccionar la experiencia de compra

Jaume Gomà, CEO de Ulabox

Una imagen de equipo de Ulabox.Los responsables de Ulabox definen su negocio como el “antisúper” por las diferencias que presenta con respecto al modelo convencional de este tipo de establecimientos. En el mercado desde 2010, nació en Barcelona con el objetivo de ofrecer una experiencia de compra excelente, que sea fácil y rápida. Y parece que lo está consiguiendo porque el índice de clientes satisfechos es de más del 94%.

Las bazas de Ulabox son poner la tecnología al servicio del cliente para facilitarles la vida. Así, la organización de sus procesos les permite operar con una estructura mucho más ligera que otros players gracias a la tecnología propia que han desarrollado tanto a nivel web, como backoffice, pasando por la tecnología para el almacén y la entrega de los pedidos.

La aceptación de este negocio entre los consumidores tiene su reflejo en su inclusión por segundo año consecutivo en el ránking FT1000 (Europe’s Fastest Growing Companies) que publica anualmente el periódico económico Financial Times. En concreto, Ulabox figura en el lugar 485 de 1000 y es el único e-commerce de alimentación de la lista. “Estamos muy contentos de seguir en el ranking FT1000 porque es un reflejo de todo el trabajo, sacrificio y pasión que todo nuestro equipo ha puesto en este proyecto y, cómo no, por la confianza de nuestros clientes, que hacen que Ulabox crezca día a día”, comenta Jaume Gomà, CEO de la compañía.

Nace un idea
La puesta en escena de Ulabox surge de la experiencias de compra en los supermercados tradicionales, algo que, como apuntan desde la compañía, cuesta tiempo, esfuerzo y dinero. También se tuvo en cuenta “las duras versiones online de estos establecimientos”. La idea pues, fue cambiar este binomio y ofrecer una plataforma de compra sencilla y ágil. “Ulabox nace ya con la vocación de revolucionar el sector de la venta de alimentación online a través del uso de la tecnología y del servicio al cliente. Es por eso que nos definimos como el “antisúper” porque, a diferencia del modelo convencional, nuestros clientes no hacen colas, no se tienen que ajustar a horarios, ni cargan con la compra. Desde nuestros almacenes ubicados en Mercabarna, gestionamos más de 17.000 referencias accesibles a través de nuestra web y app (+ del 65% del tráfico que se recibe es móvil). También incluimos un amplio surtido de producto fresco de calidad gracias a acuerdos con mercados municipales de Barcelona y productores locales”, señala Jaume Gomà.

Pero al margen de esta apuesta por incorporar diferentes productos y de calidad, la experiencia de compra, pasa, como ya hemos comentado, por contar con procesos ágiles y fáciles de gestionar por parte del usuario. Entre las últimas mejoras incorporadas tanto en la web como en la app destaca un sistema de previsión de compra que permite realizar esta de manera mucho más rápida y personalizada. Esta tecnología ha sido desarrollada por el equipo de ingenieros de Ulabox. Se trata de un recomendador formado por dos sistemas tecnológicos que se complementan para dar máximo valor al cliente: un “recordador” (de productos que ya ha comprado) y un “descubridor” (de productos que nunca ha comprado pero podrían interesarle).

(El reportaje completo se puede leer en este pdf del número 81 de Relación Cliente Mag).