El ruido en la oficina, el peor enemigo para la productividad

Según un estudio llevado a cabo por Plantronics, en colaboración con la consultora Oxford Economics, casi tres cuartos de los empleados entrevistados cree que en su oficina hay que tomar medidas para reducir las distracciones en el trabajo. Para los millennials el ruido es la causa principal de distracción en la oficina y lo que realmente les impide concentrarse en sus tareas.

En este estudio se señala que el ruido y las distracciones son más que una simple molestia para los trabajadores de las oficinas abiertas, ya que afectan directamente a su productividad y satisfacción laboral. De hecho, más de la mitad de los empleados entrevistados afirma que el ruido en el lugar de trabajo es lo que más les impide concentrarse para completar sus tareas y un 64% cree que un espacio libre de distracciones y silencioso les permitiría realizar su labor de forma mucho más rápida y eficiente.

El informe se ha realizado en diez países de cuatro continentes y en él han particiado más de 1.200 altos directivos y empleados de una gran variedad de sectores y actividades. Además, de la muestra de empleados encuestados la mitad eran millennials, con una edad entre 18 y 35 años.

Justo esta franja de público consultada en el estudio es la que ha señalado el ruido como la causa principal de distracción en la oficina y el elemento que más les impide concentrarse para completar sus tareas. Para los millennials eliminar este factor es la manera más eficiente de aumentar la productividad y mejorar el humor de los empleados; por eso, son más propensos a tomar sus propias iniciativas, como por ejemplo escuchar música con los auriculares o alejarse de su escritorio y trabajar en remoto, para disminuir estos problemas típicos de los espacios abiertos.
Estas tendencias coinciden con las medias del resto de resultados del estudio, donde más de un tercio de los empleados encuestados afirma verse obligado a tomar sus propias medidas para que el ruido no le afecte: así el 39% afirma tener que desplazarse a las áreas de descanso para evitar las distracciones, el 37% declara utilizar los auriculares para escuchar música y el 34% sostiene aprovechar sus ratos de descanso para salir de la oficina y dar un paseo para despejarse.

Estos resultados demuestran que muchos centros de trabajo con espacios abiertos no tienen implantadas políticas concretas y eficientes para la reducción de las distracciones en las zonas de trabajo. Y es más; un 39% de los directivos consultados en la encuesta no percibe el ruido ambiental como unos los principales elementos de distracción para los empleados. Asimismo, no incluyen las iniciativas para disminuir el ruido entre los elementos prioritarios para fomentar la productividad de los trabajadores en este tipo de espacios.

Por el contrario, el informe identifica como fundamentales una serie de medidas que las empresas deberían poner en marcha para ayudar a sus empleados a mejorar su productividad. Crear una oficina abierta con un espacio de trabajo bien diseñado y basado en una mejor planificación acústica del entorno, así como dotar a los trabajadores de herramientas y tecnologías bien integradas que les permitan alejarse de las distracciones sin perder la concentración serían los primeros pasos para incrementar la productividad de los empleados. Además, el estudio concluye que trabajar en espacios libres de ruido fomenta la satisfacción de los trabajadores y contribuye directamente al éxito económico de una empresa.

(El estudio completo puede consultarse aquí).

Noticias relacionadas

Gracias por suscribirse a nuestra NewsLetter

Comprueba tu bandeja de entrada* para confirmar la suscripción a la Newsletter de Relación Cliente.

*No olvides revisar tu carpeta de correo no deseado o SPAM