Orange España e ISGF unen fuerzas en la lucha contra el fraude

Orange España e ISGF unen fuerzas en la lucha contra el fraude.Orange España dispone de un servicio que trabaja en la prevención y detección del fraude ante terceros en el que colabora conjuntamente con ISGF desde hace diez años. Es un servicio pionero, si se tiene en cuenta que el 47% de los departamentos de fraude existentes actualmente en las telecos, tienen menos de siete años.

El fraude es un problema que en 2019 supuso unas pérdidas para el sector telco de 28.300 millones de dólares en todo el mundo, lo que supone el 1,74% de los ingresos de la industria, según la CFCA (Communications Fraud Control Association). “La política del Grupo Orange es de tolerancia cero al fraude. Y lo aplicamos dentro de nuestra organización (empleados, partners…), pero sobre todo, por supuesto, hacia fuera, hacia nuestros clientes, estableciendo medidas para evitar que terceros les conviertan en víctimas de un fraude. Y por ello también tenemos un servicio específico en Orange España dedicado a la lucha contra el fraude, en el que trabajan unos 130 profesionales”, señalan desde la compañía.

Esta preocupación en su lucha contra el fraude también queda patente en el hecho de que la compañía es socio fundador de la Asociación Española de lucha contra el fraude (AEECF).

Trabajan por evitar los principa-les motivos de fraude que se dan en el sector telco, como la suscripción fraudulenta de un servicio o el fraude en medios de pago, utilizando para ello, por ejemplo, la ingeniería social (es decir, obtener información confidencial a través de la manipulación del dueño de dicha información o robándosela). Y no hay que olvidar los ciberfraudes (phishing, vishing, spaming, hacking, wangiri, malware o el sim swaping), y el engaño con servicios de Premium.

Asimismo, desde Orange España apuntan el incremento de este tipo de prácticas vivido durante la primera ola de la pandemia de la COVID-19, algo que se está volviendo a vivir, por el mayor aislamiento de las personas más vulnerables, como los ancianos. Son circunstancias que los delincuentes aprovechan para aumentar los intentos de fraude sobre los más mayores y sobre las personas que desconocen este tipo de prácticas.

Cómo es la gestión del fraude

Desde este servicio de Orange España se trabaja en la detección del fraude monitorizando patrones de comportamiento irregulares para anticiparse a la hora de identificar escenarios que puedan constituir un fraude. Y se hace con el apoyo de herramientas real-time y big data. Por ejemplo, pueden identificar si a un cliente de Orange le podría haber robado el teléfono móvil y comunicárselo para, en caso de que así sea, protegerle.

Adicionalmente se ofrece un servicio de prevención, que tiene como objetivo realizar un acompañamiento al cliente para informarle proactivamente ante cualquier incremento inusual y repentino de consumo, por si esto fuera síntoma de una situación anómala.

El foco siempre está en la anti-cipación de escenarios de fraude con una solución online para los clientes. Contactamos con ellos por diversos canales (llamadas, SMS y WhatsApp) tan pronto se activa una alarma que lo requiera”, señala Blanca Díaz-Caneja, responsable en ISGF del servico de fraude de Orange España.

(El reportaje completo se puede leer aquí, en este pdf del númro 87 de Relación Cliente Magazine).