Evitar el fraude a través de la biometría

Evitar el fraude a través de la biometría.

Evitar el fraude a través de la biometría.A medida que evolucionamos en la sociedad, nos vamos introduciendo en un mundo digital tan avanzado, que, en muchos casos, no somos conscientes de que el fraude es algo más cercano de lo que podemos pensar. De hecho, el 54% de las empresas españolas asegura haber sufrido algún tipo de fraude económico en los últimos dos años. Así lo afirma la encuesta mundial sobre fraude y delito económico 2018 de PwC, donde también se destaca que los delitos derivados de los ciberataques van a ir ganando peso significativamente durante los próximos dos años.

Por este motivo, la Asociación de Examinadores Certificados de Fraudes (ACFE) celebró del 11 al 17 de noviembre la Semana Internacional del Fraude, una iniciativa mundial para crear conciencia y educación para prevenir el fraude.

Nuance resaltó en un estudio propio el pasado mes de abril con motivo del Día Mundial de la Contraseña, que casi la mitad de los españoles que ha sufrido fraude, ha perdido hasta 250€, incluso tomando medidas para protegerse. El 30% de los afectados consiguió resolver el incidente en un período de entre 1 y 2 semanas, pero un 21% tardó por lo menos un mes.

Para frenar estos ataques de fraude, las empresas deben aumentar las medidas de seguridad y reforzar los sistemas de autenticación de clientes en todos los canales de comunicación y puntos de acceso donde los clientes deben introducir sus datos de usuario y verificar su identidad. Un control de seguridad que simplemente te envíe un SMS al móvil tras introducir los datos de acceso es fácilmente hackeable y ya no es suficiente; ahora es necesario que la autenticación sea múltiple e incorpore algo que el cliente no tenga que recordar y no se pueda transmitir, algo inherente al cliente cómo su propia voz, su comportamiento, su huella dactilar o su rostro y para ello las empresas tienen que invertir en la única tecnología que puede ayudar en este aspecto: la biometría.

La biometría como herramienta de prevención de fraude

Las pérdidas anuales por fraude a través de pagos en los canales digitales provenientes de todo tipo de operaciones financieras alcanzarán los 48.000 millones de dólares para 2023. Así lo afirma un estudio de Juniper Research, donde también se señala que uno de los factores principales detrás de estas pérdidas será el alto nivel técnico de las brechas de seguridad que roban información sensible.

Los consumidores son cada vez más vulnerables al fraude porque los ciberatacantes están utilizando técnicas más complejas y difíciles de detectar. Partiendo de la base de que la biometría es uno de los sistemas más seguros que existen y de que previene y detiene en gran medida el fraude, esta tecnología minimiza la posibilidad de sufrir cualquier ataque, evalúa cientos de particularidades únicas del usuario y ofrece una mayor velocidad en el acceso a los dispositivos.

Gracias a la biometría, los consumidores se sienten cada vez más cómodos con este tipo de identificación. La adopción de la tecnología de Nuance con reconocimiento de voz está creciendo a un ritmo acelerado, al utilizar sofisticados algoritmos que analizan más de 1000 características del habla y el tracto vocal de un individuo. Esto hace posible su uso para validar la identidad de las personas y luchar contra el fraude de manera segura.

Ya son más de 500 millones de consumidores en todo el mundo que realizan por encima de ocho mil millones de autenticaciones exitosas al año con Nuance. Gracias a esta tecnología, los clientes de Nuance han podido ahorrar hasta dos mil millones de dólares evitando que la información caiga en las manos equivocadas.

La biometría de voz es tremendamente más difícil de vulnerar que cualquier otro sistema biométrico. Es capaz de usar la voz de una persona para validar su identidad y evitar cualquier tipo de fraude. Por esta razón, cada vez son más las empresas y organismos que están implantando esta opción como un sistema adicional de seguridad para sus clientes y usuarios”, afirma Marco Piña, director de Nuance Enterprise Iberia.