El consumidor activo ha matado al usuario pasivo

El consumidor pasivo, sin voz ni voto, ha pasado a la historia. El de hoy en día quiere interactuar con las marcas. Gracias a la interactividad y a la cantidad de comunidades virtuales, el consumidor ha descubierto su poder, ya que con sus comentarios puede hacer aparecer o desaparecer ciertos productos o servicios de una empresa. Y esta realidad es algo a lo que las compañías deberían tener muy encuenta a la hora de elaborar sus estrategias.