¿Cómo pueden los empleados de un contact center aprender a disfrutar de su trabajo?

¿Es posible que un gestor de un contact center perciba un modelo de calidad como un recurso para poder mejorar en su trabajo? ¿Cómo se logra hacer de un modelo de calidad una herramienta que arrope a los miembros de un equipo y les sirva de guía en su trayectoria profesional? En uno de los últimos posts del blog de ON Soluciones explican los pasos a dar para responder afirmativamente a estos interrogantes.

¿Cómo pueden los empleados de un contact center aprender a disfrutar de su trabajo?

El autor de este artículo tiene claro que si un gestor de un contact center fuera capaz de percibirse como la pieza fundamental de un sistema mucho más amplio y complejo, probablemente entendería la importancia del control al que se v sometido su trabajo, así como la necesidad de mantenerse siempre informado, preparado, en pocas palabras, de ser competente.

Por lo tanto, antes de evaluar a un gestor, se le debería informar claramente sobre el alcance de su trabajo, sobre la importancia de los recursos que utiliza y sobre el impacto que sus gestiones tienen en la satisfacción del cliente. Es más, para que un plan de calidad sea efectivo y pueda convertirse en una herramienta de mejora en lugar de quedarse estancado a nivel de herramienta de control, es importante que se aplique de forma consciente.

El ser humano, para avanzar y alcanzar sus metas, necesita saber si está yendo en la dirección correcta, requiere respuestas y retroalimentación. Así que un patrón tan primordial no puede no influenciarle en el ámbito laboral, un área tan importante que ocupa alrededor del 80% de su día.

En el artículo, su autor sigue analizando en la manera de conseguir que un modelo de calidad bien definido, explicado y asumido por los gestores de un contact center puede ser la mejor de las herramientas para tener empleados motivados y satisfechos con su trabajo. (Aquí se puede leer el artículo completo).