¿Cómo perciben los trabajadores los espacios de oficina abiertos?

¿Cómo perciben los trabajadores los espacios de oficina abiertos?

¿Cómo perciben los trabajadores los espacios de oficina abiertos?España es uno de los países donde las conversaciones telefónicas en voz alta son lo que más molesta y distrae en los espacios de oficina abiertos. Asimismo, más de la mitad de los empleados millennials (56%) y de los pertenecientes a la generación Z (55%) prefieren espacios de oficina abiertos pese a las distracciones asociadas a estos entornos, según un nuevo estudio propiciado por la empresa de comunicaciones unificadas Plantronics, Inc. (ahora conocida como ‘Poly’ a raíz de la unión entre Plantronics y Polycom) (NYSE: PLT). Las conclusiones de la investigación, ejecutada por Future Workplace, muestran cómo las cuatro generaciones presentes actualmente en el mercado laboral (baby boom, generación X, millenials y generación Z) perciben de forma diferente sus espacios de trabajo, además de incidir en aspectos como los catalizadores de la productividad, su manera de trabajar en la oficina y su forma de gestionar las distracciones.

Al analizar el gran número de formas de trabajar y de generaciones diferentes que confluyen en un mismo espacio de trabajo, no es de extrañar que casi todo el mundo afirme que se distrae en la oficina‘, comenta Amy Barzdukas, directora de marketing y vicepresidenta ejecutiva en Poly. ‘Asimismo, también resulta evidente que la combinación adecuada entre tecnología y entorno puede reducir las distracciones y mejorar la productividad, y eso es justo lo que quieren los empleados‘, añade.

Entre las principales conclusiones del estudio sobre los espacios de oficina abiertos, destacan las siguientes:

A las personas de todas las edades les encantaría trabajar en oficinas… si no tuviesen compañeros ruidosos. Las personas que hablan alto representan uno de los mayores incordios de los entornos de oficina.

• Prácticamente todos los empleados (99%) afirman sufrir distracciones en su área de trabajo personal.
• Más de la mitad sostiene que las distracciones dificultan escuchar o ser escuchado durante las llamadas (51%) y afectan a su capacidad para concentrarse (48%).
• La culpa recae sobre los compañeros de trabajo: el 76% de los empleados encuestados declaró que entre sus mayores distracciones están los compañeros de trabajo que hablan alto por teléfono, y un 65% señaló a compañeros de trabajo hablando cerca como lo que más les distrae.
• El 93% se siente frustrado, al menos de forma ocasional, debido a las distracciones que experimenta durante una llamada o videoconferencia.

Pese a todo, los millennials y la generación Z siguen prefiriendo los espacios abiertos. Afirman que son más productivos en entornos ruidosos y suelen ser más colaborativos que otras generaciones.

• La mitad de los trabajadores prefiere un entorno de trabajo abierto y, cuanto más jóvenes son, mayor predisposición muestran: el 55% de los empleados de la generación Z y el 56% de los millennials prefieren los espacios abiertos, frente al 47% de la generación X y al 38% de la generación del baby boom.
• Más de la mitad de los profesionales de la generación Z (52%) declara ser más productivo cuando trabaja en ambientes ruidosos o hablando con otros compañeros, mientras que el 60% de la generación del baby boom sostiene que es más productivo en entornos silenciosos y no repara en decir ¡Chsss! y llevarse el dedo a la boca para pedir silencio.
• El 20% de los trabajadores de la generación Z emplea al menos la mitad de su tiempo en llamadas telefónicas, videoconferencias o en llamadas de varios participantes, frente a tan solo un 7% de la generación del baby boom.Los espacios de oficinas abiertos son un problema para algunos trabajadores.

‘La generación Z está incorporando millones de personas en todo el mundo al mercado laboral, y nuestro estudio demuestra que sus estilos de trabajo difieren considerablemente de los de las generaciones anteriores’, explica Jeanne Meister, socia fundadora de Future Workplace. ‘Existen actualmente cuatro generaciones que trabajan bajo un mismo techo, lo que obliga a las compañías a replantearse las definiciones tradicionales de lo que constituye un entorno de oficinas productivo y la manera más adecuada de que los empleados colaboren entre sí’, añade.

En comparación con generaciones anteriores, la generación Z y los millennials tienen mayor capacidad para lidiar con las distracciones en estos espacios de oficina abiertos.

• El 35% de los profesionales de la generación Z utiliza auriculares para afrontar las distracciones, frente a tan solo un 16% de la generación del baby boom.
• En torno a un 40% de los millennials y de los empleados de la generación Z se traslada a entornos de trabajo cómodos, como sofás o sillas acolchadas. En cambio, más del 50% de los trabajadores de la generación del baby boom opera exclusivamente desde su entorno de trabajo principal.
• El triple de empleados de la generación del baby boom admite no encontrar soluciones para las distracciones en los espacios de trabajo abiertos en comparación con los de la generación Z.

España es, junto con Alemania, el país donde la solución más común para atajar las distracciones es pedir silencio a los compañeros.

• El 45% de los entrevistados en nuestro país afirma que la forma más eficaz de reducir el ruido en sus lugares de trabajo es hacer bajar la voz a los compañeros, frente a otras soluciones como desplazarse a una zona más silenciosa de la oficina (29%), escuchar música (26%) o utilizar auriculares con cancelación de ruido (14%).
• Si bien en España el 70% de los encuestados declara que prefiere las oficinas abiertas, el 75% destaca la necesidad de disponer de silencio para poder trabajar.
• España (78%) es, junto con Reino Unido, el segundo país de Europa donde lo que más molesta y distrae en los espacios de trabajo diáfanos son las conversaciones telefónicas en voz alta. Aun así, sólo se sitúa dos puntos porcentuales por encima de la media mundial.

En general, cabe destacar que el estudio evidencia que casi el 75% de las personas trabajaría más en la oficina —y sería más productivo— si los empleadores tomasen más medidas para reducir las distracciones en los entornos laborales, lo que brinda una oportunidad manifiesta para que los departamentos de TI, RR. HH. y Gestión de Infraestructuras colaboren. Nueve de cada diez encuestados declara sentirse frustrado por las distracciones durante llamadas telefónicas o videoconferencias, y la mayoría de los empleados que las utiliza a diario afirma que las distracciones podrían reducirse con una tecnología más eficiente (56%) y la eliminación del ruido de fondo (56%). Más de la mitad de los empleados declara que sus empresas pueden reducir las distracciones en la oficina mediante la creación de zonas o espacios silenciosos, la elaboración de directrices sobre los niveles de ruido apropiados y cambios en la disposición de la oficina.