YoTube Privacidad: los espías que surgieron del silicio

Javier Sirvent es el autor de este artículo en el que hace una interesante reflexión sobre la privacidad de los datos.Javier Sirvent es el autor de este artículo en el que hace una interesante reflexión sobre la privacidad de los datos y su implicación en el uso de ellos de importantes empresas tecnológicas.

Estamos viviendo en los últimos años la época más pacífica de toda la historia de la humanidad. ¿Es posible que sea consecuencia de que la tecnología está convirtiendo en borrosa, la delgada línea que separa la guerra y la paz? Lo que sí está claro es que incluso el terrorismo, cada vez parece estar más controlado. Pero ,¿es una realidad? o, ¿es que se han desplazado los conflictos a un nuevo espacio cibernético y solo una élite de cibersoldados lucha para defendernos en el ciberespacio?

Es evidente que los nuevos espías, las ataques a las soberanías de los países ya no se hacen con aviones, tanques o barcos, se realizan desde potentes ordenadores, o incluso, desde cualquier “aparatito” que posea un pequeño procesador y una conexión a internet. Pero no voy a hablar de seguridad o de que esa aspiradora robot que compraste a través de internet en China, pueda estar privándote de tu privacidad al grabarte con su cámara, cuando cruzas en pelotas delante de ella; eso es un juego de niños, o mejor dicho, de acosadores y voyeurs digitales. La cosa es mucho más seria de lo que parece.

Hace unos cuantos años, concretamente en octubre del 2001, Estados Unidos, aprobó una ley conocida como USA Patriot Act (Ley Patriota), que ampliaba la capacidad de control del Gobierno Americano sobre las comunicaciones electrónicas entre las compañías, principalmente, todas las de Silicon Valley. Aunque en 2015 se sustituyó por una versión más “light”, la USA Freedom Act, con la que muchas de las grandes empresas de hardware y software, se encuentran mucho más “cómodas”. Ahora, la información se tiene que pedir y entregar, a “pequeños tragos”, sin la posibilidad de que el gobierno se descargue de golpe, servidores enteros de información.

Una de estas grandes multinacionales que siempre ha “luchado y peleado” de forma ruidosa, convincente, pero solo aparente, por la seguridad y la privacidad de la información de sus usuarios, ha sido Apple. Curiosamente es la que mantiene mayor secretismo sobre los métodos y algoritmos que utiliza para transportar o almacenar información de sus clientes. A Google, le puedes pedir que te cuente todo lo que sabe de ti, descargar esa información, revisarla e incluso, borrarla de sus servidores repartidos por todo el planeta, en diversos centros de computación y almacenamiento. Sin embargo, todos los datos que recogen y utilizan la compañía de Cupertino, no solo son secretos, sino que además los ocultan deliberadamente a sus usuarios. Uno de sus últimos “truquitos”, es que su nuevo y flamante iPhoneX, lleva 2 baterías diferentes en su interior. Muchos especialistas e ingenieros ya se han adelantado a comentar que lo que parece un ingenioso método para repartir de una forma más eficiente el espacio de sus componentes electrónicos en el interior, es la excusa perfecta para permitir “mantener despiertas” multitud de funcionalidades, cuando aparentemente, esté apagado o sin carga. Podrían activar la geolocalización, sus acelerómetros y brújula, para saber la dirección y rumbo al que se mueve, aunque estuviese sin cobertura de satélite. Ir tomando imágenes o pequeños vídeos, también sería posible que su conocida SIRI, no “durmiese” y se mantuviese despierta escuchándolo todo.

No sabemos si será por venganza a los pataleos de los últimos años de los GAFA (Google Amazon Facebook Apple), pero no parece que sea casualidad que hace muy poco tiempo, se filtrase que tanto los GAFA, como Microsoft, IBM, Cisco, General Electric o Pfeizer apareciesen en los Paradise Papers. Se calcula, que el dinero desviado, cuesta a los gobiernos de todo el mundo, unos 240 mil millones de dólares. Qué casualidad, que la compañía que más se resiste a cooperar con la justicia americana, celosa de su privacidad, sea también la empresa que más le cuesta pagar impuestos. La compañía de la manzana ostenta la cifra récord de evasión fiscal, con más de 181 Billones de dólares.

Se avecinan tiempos difíciles en Europa, para las grandes multinacionales americanas (también para las de nuestro continente), pues que en mayo del 2018, entrará en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, más conocido por el nombre de GDPR.

(La edición del artículo para Relación Cliente Mag, se puede leer en este pdf del número 75).