Cinco rasgos que definen al asegurado 3.0

Según datos de Cognodata, firma de consultoría internacional líder en customer strategy, el asegurado 3.0 es una tendencia claramente al alza, ya que la mitad de los asegurados actuales tienen un comportamiento omnicanal y digital. En el caso de los jóvenes entre 18 y 30 años, el porcentaje se dispara y un 79% de los llamados millennials se consideran que tienen un perfil de asegurado 3.0.

 

Este tipo de perfil, clave para el sector en los próximos años, según Cognodata, tiene una serie de atributos que le caracterizan:

 

Exigente. Las compañías aseguradoras deben incluir en sus productos nuevos canales, información transparente y detallada de las coberturas, así como un precio estructurado que no haga percibir desviaciones entre canales de difícil explicación.

 

Omnicanal y digital.  Subrayando esta dualidad, el cliente es onmicanal y desea interactuar por diferentes canales (agregadores, web, apps, teléfono y red comercial). Esto no significa que vaya a contratar el seguro por canales remotos, pero sí que, sin en el apoyo de esos canales y en muchos casos sin la posibilidad de comprar a través de ellos, descartará esta aseguradora entre las posibles opciones.

 

• Informado. Compara precios y desea conocer las diferencias entre coberturas y ser capaz de comparar productos entre diferentes aseguradoras. En definitiva, quiere conocer lo que compra para tomar una decisión informada. En este sentido, busca información y desea cierto grado de autonomía.

 

Recomendado. Recoge de buen grado recomendaciones profesionales que ofrezcan productos adaptados a sus necesidades y muy especialmente si aportan un enfoque o coberturas que no habían sido consideradas por él.

 

Desea calidad a buen precio. Calidad a buen precio no significa “el más barato”, ni siquiera tiene por qué significar “barato”. El asegurado desea saber por qué paga y está dispuesto a pagar por temas diferenciales siempre que impacte en calidad percibida (ya sea en el proceso comercial, las coberturas o la postventa).

 

 “Para las aseguradoras es clave preparar una estrategia omnicanal, que permita la elección del canal a cada cliente en cada interacción con la compañía, unir dicha estrategia a coberturas y servicios innovadores que consigan acercarse cada vez más al asegurado 3.0 y así cubrir las expectativas de un cliente cada vez más exigente”, comenta Javier Yuste, socio director de Cognodata Consulting.