¿Es posible que los robots aporten un toque humano a los procesos?

La clave de este cambio no estriba en humanizar la tecnología, sino en aplicarla. Delegar una tarea en un robot permite que el trabajador que habitualmente se encargaría de esta tarea pueda interactuar con el cliente y aportar más valor humano a la transacción.

 

El desarrollo de la tecnología, en particular, en el campo de la automatización y computación, permite agilizar el trabajo e incrementar la satisfacción laboral, al liberar a los empleados de actividades repetitivas, con un ingente volumen de datos o cálculos. De esta forma, el personal de una empresa puede centrarse en atender las necesidades con mayor complejidad de los clientes. Esta atención integral aumentará la calidad del servicio o producto y generará una mejor percepción en el cliente”.

 

(El post completo se puede leer aquí).