Proyecto Discatel publica la Guía Interactiva sobre Teletrabajo y Discapacidad 2020

El Proyecto Discatel, en una Guía actualizada ofrece las claves sobre teletrabajo y discapacidad, en un informe en el que Altitude Software define los requisitos técnicos necesarios para la implantación de esta modalidad de trabajo en el entorno del contact center.

Orientar a las empresas de contact center en la inserción de personas con discapacidad a través del teletrabajo  es el objetivo de esta Guía Interactiva sobre Teletrabajo y Discapacidad 2020. La misma ha sido editada por el Proyecto Discatel de la Asociación Española de Expertos en la Relación con Clientes (AEERC), de la cual esta es la primera entrega, dedicada al área de Tecnología, en la que ha participado Altitude Software y a la que le seguirán otras.

Desde 2008, la AEERC ha estado trabajando para fomentar la inserción de personas con discapacidad en los contact centers en España. Con su impulso, más de 1.300 trabajadores se han incorporado a sus plantillas en modo presencial en los últimos 10 años.
Pero la contratación en modalidad de teletrabajo sigue siendo menor, a pesar de las ventajas derivadas de evitar desplazamientos para personas con dificultades de movilidad, déficits sensoriales o necesidad de cuidados especiales.

La actual situación de trabajo remoto provocada por la pandemia supone una gran oportunidad para superar este déficit y que el teletrabajo sea una opción viable para personas con discapacidad y para las empresas, que sin duda obtendrán una alta rentabilidad social y económica”, apunta Jose Luis Goytre, director del Proyecto Discatel.

Guía unificada y experta

La guía ofrece en un único documento creado por expertos todas las claves del teletrabajo para los centros de atención al cliente. Altitude Software, se ha encargado de definir las especificaciones técnicas, agrupadas en el Área 1, ya disponible.

Todos tenemos distintas capacidades, y la tecnología puede ayudarnos tanto a potenciar nuestro talento como a superar los retos más complejos”, destaca Alfredo Redondo, CEO de Altitude Software. “Estamos encantados de colaborar en esta iniciativa ofreciendo nuestra experiencia para ayudar a empresas de este y otros sectores a descubrir las ventajas del contact center en remoto y a que contribuyan a la inclusión social”.

Requisitos tecnológicos, herramientas disponibles y mejores prácticas para teletrabajo en el contact center son algunas de las cuestiones que resuelve esta primera área, que irá seguida por otras cubriendo las temáticas más destacadas: Legislación, Recursos Humanos y Motivación, Calidad y Control en el Teletrabajo. Además, la Guía es un proyecto vivo, que se irá actualizando y enriqueciendo posteriormente con nuevas aportaciones.

Superando barreras

Todas las empresas que tienen una plantilla superior a 50 empleados, según la LGDi, tienen la obligación de que un 2% de sus puestos de trabajo sean para personas con discapacidad. Si se trata de la Administración Publica este porcentaje se eleva al 7%.

Actualmente un gran porcentaje de las empresas no lo supera. Esto se debe a que algunas empresas creen erróneamente que es muy difícil, y que además, no hay candidatos suficientemente preparados para los puestos que necesitan. Para solucionarlo el Proyecto Discatel ha insistido en la formación de las personas con discapacidad y sus empresas están dando ejemplos prácticos de inserción en sus plantillas. Nuestro objetivo es lograr un mayor número de empresas inclusivas”, sentencia el responsable del Proyecto Discatel.

Como concluye Alfredo Redondo, “la tecnología debe estar al servicio de las empresas, las personas y las comunidades. Al igual que contribuye a mejorar la productividad y competitividad de las organizaciones y a facilitar la conciliación entre vida personal y laboral, podemos aprovechar la transformación digital para fomentar la igualdad y la diversidad en el trabajo”.

 

Aquí se puede consultar esta primera entrega publicada de la Guía.