Especial relevancia de la voz en estos momentos un tanto complicados

El Día Mundial de la Voz se conmemora cada 16 de abril, una fecha que cobra especial relevancia en una situación como la que se está viviendo en todo el mundo por la aparición de la COVID-19. Debido a la obligación de permanecer en casa y la necesidad de estar en contacto, no solo con amigos y familiares, sino también con las empresas, las comunicaciones a través de la voz y videollamada han experimentado un incremento muy notable en las últimas semanas.

Esto demuestra que la interacción a través de la voz toma especial relevancia en estos momentos difíciles, lo que afecta también a las compañías en su estrategia de atención al cliente. Más que nunca, las empresas deben estar conectadas a través de la Voz del Cliente (VoC) e identificar las necesidades de los consumidores para mantener su afinidad con la compañía a pesar de la complejidad de la situación.

Por este motivo, masvoz ofrece sus servicios de centralita virtual y Cloud Contact Center de manera gratuita a las empresas hasta el 30 de abril, permitiendo que agentes y trabajadores puedan desarrollar su actividad profesional sin necesidad de salir de casa gracias a las ventajas de la nube.

En este sentido, la compañía recoge algunas recomendaciones para permanecer cerca del cliente y aprovechar las herramientas que las empresas tienen a su disposición para mejorar su experiencia en una época con altos picos de llamadas.

● Tecnología para mejorar la experiencia de cliente. En esta situación de confinamiento aumenta la afluencia de consultas por teléfono, correo electrónico o redes sociales, especialmente en determinados sectores. Por esto es importante reforzar con recursos adicionales la atención, por ejemplo incorporando soluciones de callbots para reducir tiempos de espera en las llamadas, o añadiendo ventanas emergentes de chat en directo para permitir que los chatbots y los asistentes virtuales asuman la carga adicional de atención al cliente que provoque la actual emergencia sanitaria.

En el caso del sector retail, tecnologías analíticas como el aprendizaje automático pueden ser muy útiles para identificar cambios en los patrones de compra y modificar la toma de decisiones del usuario si es necesario. Esta visibilidad mejorará la agilidad de una empresa no sólo para reaccionar rápidamente, sino para evitar interrupciones en el suministro.

● Dejar que el cliente hable. Los clientes comunican constantemente sus perspectivas a las empresas a través de una variedad de medios, desde encuestas y correos electrónicos, hasta las redes sociales y los patrones de navegación del sitio