ServiceNow se compromete a mantener el trabajo de sus empleados

A pesar de la incertidumbre económica derivada de la pandemia de la COVID-19, ServiceNow ha informado que se compromete a proteger los puestos de trabajo de sus más de 11.000 empleados en todo el mundo durante 2020. Asimismo, la compañía espera poder seguir contratando a nuevos profesionales a lo largo del año y confirma su intención de proteger el empleo de aquellos trabajadores de partners y proveedores involucrados en sus proyectos que se ven obligados a paralizar su actividad durante el cierre de las oficinas de ServiceNow.

Desde el comienzo de la pandemia de la COVID-19, ServiceNow ha seguido contratando a nuevos profesionales y la compañía espera cerrar el año con un incremento de su plantilla de más de 1.000 nuevos empleados en EE. UU. y aún más a escala mundial. Además, ServiceNow tiene previsto incorporar a cerca de 360 becarios procedentes de diferentes universidades durante este verano. ServiceNow ha sido capaz de convertir rápidamente su programa de prácticas presenciales en un programa de prácticas virtuales sin que la valiosa experiencia profesional que ofrecen sus becas a los estudiantes se vea afectada, incluso aunque los empleados tengan que trabajar en remoto. Toda la plantilla de ServiceNow a escala mundial ha estado trabajando desde casa desde mediados de marzo y se espera que siga haciéndolo hasta el 1 de junio.

Bill McDermott, CEO de ServiceNow, ha comentado al respecto: «Queremos que nuestros empleados continúen centrándose en nuestros clientes sin tener que preocuparse por sus puestos de trabajo. Por ello, nos comprometemos a no llevar a cabo despidos en 2020 y seguiremos contratando a profesionales en todo el mundo». Además, añade: «Sabemos que, como empresa, es un privilegio estar en esta posición. Creemos que mantener la solidez de la compañía se traduce en poder seguir ayudando a nuestros clientes a superar con éxito la situación que estamos viviendo. Ofreciendo nuestro apoyo podremos contribuir a que la economía, tanto estadounidense como mundial, se reactive de nuevo. Ahora más que nunca, las empresas entienden que proporcionar grandes experiencias para la gestión de los flujos de trabajo ayuda a proteger los ingresos y el crecimiento, permite la continuidad del negocio e impulsa la productividad. Estas son las prioridades de todas las empresas en la actualidad y todos tenemos que colaborar para que esto sea posible».