La solidaridad del contact center ante el impacto del COVID-19

La solidaridad del contact center ante el impacto del COVID-19.España se ha caracterizado siempre por su solidaridad. Es un país generoso y que “arrima el hombro” ante las situaciones más complicadas y la crisis provocada por la aparición del COVID-19 no ha sido una excepción. Todos hemos visto como diferentes industrias han ido sumando acciones y esfuerzos para tratar de paliar la situación: el sector textil confeccionando batas y máscaras, el sector industrial creando viseras de protección, el sector de la alimentación y la restauración donando comida y bebida, y así con un largo etcétera. En estas circunstancias es el momento de preguntarnos qué hemos hecho nosotros, qué ha hecho el contact center, qué hemos aportado a la sociedad en estas semanas de confinamiento.

Más allá del altísimo nivel de profesionaldiad que el sector ha demostrado, en unas circunstancias muy difíciles, garantizando que los servicios esenciales siguieran activos como, por ejemplo, la atención de las llamadas de emergencia en caso de accidentes de vehículos o el soporte técnico en el sector telecomunicaciones asegurando el buen funcionamiento de las redes, por mencionar sólo un par de ellos, hoy quiero destacar tres acciones muy concretas realizadas por nuestros asociados donde se pone de manifiesto la solidaridad del sector.

Varios agentes del servicio de soporte técnico de Bosch Service Solutions, en Vigo, se han unido a una iniciativa denominada comunidad «coronavirusmakersgalicia» que ya cuenta con más de 1.800 voluntarios desde que se creó el 20 de marzo a través de redes sociales. Con sus impresoras 3D están fabricando viseras protectoras para ayudar en la protección del personal sanitario, del personal de centros de mayores y a farmacéuticos como primera línea de acción.

Para apoyar el compromiso humano de sus trabajadores, la propia compañía ha donado una importante cantidad de material para la fabricación de las viseras.

Actualmente ya han entregado más de 24.000 unidades de protección individual.

Por su parte, Unísono colabora altruistamente con el Hospital Universitario de Torrejón habilitando un teléfono para resolver dudas y preguntas de las pacientes y embarazadas del servicio de Ginecología y Obstetricia. Este servicio se puso en marcha el 16 de abril en colaboración con Belén Santa Cruz, jefa del servicio, como punto de información especializado y apoyo asistencial. Las llamadas que entran al número publicitado, se desvían a unos teléfonos móviles que el hospital facilita diariamente y que pertenecen a los propios médicos del servicio los cuales, fuera de su horario de trabajo, atienden a las mujeres facilitándoles la información requerida. De esta manera, la empresa ayuda a minimizar el estrés que sufren las pacientes por la ausencia de normalidad en el servicio de consultas del hospital.

Y, finalmente, GSS Grupo Covisian ofrece su apoyo al Hospital de Día infantil y juvenil “El Hospitalito” (perteneciente al servicio de psiquiatría del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria del Servicio Canario de Salud) mediante la donación de ordenadores portátiles a todos los niños y adolescentes con algún tipo de problema de salud mental que lo necesiten. De esta manera, los 45 pacientes que ya no pueden acudir al centro para realizar sus terapias, están pudiendo mantener sus actividades terapeúticas individualizadas de forma remota.

Estas tres inciativas son muestras de solidaridad que suponen un claro ejemplo de que el contact center no solo aporta a la sociedad española su experiencia y vocación de servicio asegurando el funcionamiento de servicios esenciales, sino que también se involucra y “pone su granito de arena” haciendo lo que mejor sabe hacer: ayudando y apoyando a los ciudadanos en estas difíciles circunstancias.

(Ana Buxó, secretaria general de la Asociación CEX).