Recordamos nuestra charla con Beatriz González, directora comercial en Correos

Recordamos nuestra charla con Beatriz González, directora comercial en Correos.Como licenciada en Química Industrial, conoce la importancia de la “química” entre las personas para que las relaciones fluyan. Y esta certeza la inculca en el equipo que dirige, en el área comercial del Grupo Correos, tanto para que funcione la química con y entre ellos, como para que se traspase a los clientes. En su trayectoria profesional, la visión del cliente ha estado siempre muy presente. En este sentido, es una convencida de que la clave del éxito comercial es conocer al cliente para poder adaptar la oferta a sus necesidades reales.

Su trayectoria profesional la ha conducido por un camino distinto al de los laboratorios, que tanto le gustan y donde puede “cacharrear” para conseguir resultados para necesidades concretas. Si bien, sus descubrimientos no se dan hoy en el laboratorio, sí podemos decir que sigue aplicando ese gusto por descubrir y aplicar líneas de actuación acordes a necesidades concretas. Y todo lo hace potenciando el buen ambiente laboral y confiando en los miembros de su equipo. “Desde mi experiencia gestionando el departamento comercial de Grupo Correos, puedo asegurar que sin un equipo en el que confiar, donde cada uno tenga clara sus funciones, sería imposible abordar con éxito ningún proyecto”, puntualiza Beatriz González.

Relación Cliente:
Su trayectoria ha estado ligada a la gestión de clientes, tanto en Correos como en otras compañías, ¿cómo le ha ayudado esta experiencia?

Beatriz González: Una gran parte de mi trayectoria profesional se ha desarrollado en Vodafone (antes Airtel). Tengo que reconocer que fue un pilar muy importante para mi carrera, porque era una compañía que empezaba de cero y todos los comienzos son apasionantes. Aprendí mucho del ejercicio prueba error, lo que te daba la posibilidad de hacer muchas propuestas.

Fueron años en los que la compañía creció muy rápido. Pasar de cero clientes a un millón, dos millones, te obligaba a ser muy ágil en todo lo que se hacía. Especialmente, de cara al cliente. Estos principios fueron la mejor escuela que he podido tener.

Relación Cliente: Al margen de la experiencia, la formación también es una capa importante en cualquier proyecto profesional. En su caso cuenta con un Master en Gestión de Clientes (Vodafone) y un MBA, ¿qué le han aportado?

Beatriz González: El MBA te da una visión más amplia de la compañía, y te ayuda a ver cómo pueden colaborar las áreas para tener una visión completa del cliente.

Además, siempre me ha gustado ampliar mi formación dependiendo del trabajo que esté desempeñando. En mi época en Securitas Direct, obtuve el título de directora de Seguridad, como complemento al sector de la venta de alarmas, que era nuevo para mi. Siempre he creído que la formación es muy importante. Y no por ir acumulando títulos, sino porque te da flexibilidad para poder ampliar tus horizontes profesionales y adaptarte más rápidamente a nuevos retos.

(La entrevista completa se puede leer aquí, en el número 86 de Relación Cliente Magazine).