Relación Cliente - La web líder del sector de la Relación Cliente, BPO, Customer experience y Contact Center

Hazlo, ten siempre presente que la acción hace milagros

acciónLa idea que da título a este artículo está basada en la cita: «La acción es la única facultad humana de hacer milagros», de la filósofa y teórica política Hannah Arendt, una cita que le sirve a María Pérez Roldán, directora comercial, marketing y comunicación de ISGF, para homenajear a su autora como una de las pensadoras más influyentes de su tiempo.

Hannah Arendt fue una gran mujer del siglo XX. Fue una filósofa y teórica política judía, nacida en Alemania y naturalizada estadounidense, ahora ampliamente conocida por su extenso trabajo y legado sobre temas de violencia, política, autoritarismo, maldad, libertad, revolución y más.

El título de este artículo rinde homenaje a su resiliencia como exiliada de la Alemania nazi y su fuerza como una de las pensadoras más influyentes de su tiempo, y se basa en esta cita suya: “La acción es la única facultad humana de hacer milagros”.

Es una frase para ganadores que ganan, y lo hacen hablando menos y actuando más. Personas, profesionales y organizaciones cuyo éxito depende de lo que hacen y de los resultados que obtienen, así como de lo rápido y eficientemente que logran esos resultados.

Como dice mi cada vez más leído Brian Tracy, “vivimos en el momento más rápido, turbulento, disruptivo e impredecible de toda la historia humana. Este tipo de cambios rápidos a menudo hacen que la gente se vuelva distraída, indecisa, insegura y desmotivada. Como resultado, bajan la velocidad, se quedan estáticos y logran muy poco”. ¡A-c-t-ú-a!

Fortalece tu reputación con acción

Para muchos expertos el activo más importante de una organización es su reputación; es decir, el reconocimiento del comportamiento de una empresa que hacen sus grupos de interés en función de la satisfacción de sus expectativas con relación a los compromisos de la empresa que les incumbe directamente.

Es algo que, por ejemplo, en mi empresa lo tenemos muy claro y que nos lleva a una orientación al cliente que se traduce en una consciente tenacidad por cumplir y superar lo prometido; y en ser diligentes y trabajar por hacer crecer, cada día un poco más, en la confianza que depositan en nosotros.

En mi mesa tengo una nota manuscrita que releo a diario y que resume bien lo que quiero decir, no recuerdo bien de quién es, aunque apostaría que es de Robin Sharma, dice así: “Si prometes poco, das mucho, acabas todos lo que empiezas, sabes escuchar y aportas a tus clientes un valor excepcional; obtendrás su respecto y confianza, y de ese modo beneficiarás tu marca, que es tu reputación”.

Una frase que es oro, puro marketing y pura relación con el cliente de excelencia.

La parte más importante de tu reputación es tu capacidad para iniciar y completar tareas importantes, para hacer las cosas y ser conocido por tus resultados.

Quiero expresarlo de otra manera más gráfica, recuperando las cinco dimensiones que el consultor Juan Carlos Alcaide usa para medir la calidad de servicio, y que nos pueden ayudar a ganar esa reputación:

1. Fiabilidad. La habilidad para desempeñar el servicio prometido de manera precisa y fiable.
2. Garantía. El conocimiento y cortesía de los empleados y su habilidad para expresar confianza.
3. Tangibilidad. La apariencia de las instalaciones físicas, equipo, personal y dispositivos de comunicaciones.
4. Empatía. La capacidad de sentir y comprender las emociones de otros, mediante un proceso de identificación, atención individualizada al cliente.
5. Sensibilidad-respuesta. La buena disposición y apoyo al cliente, dotándole de un servicio oportuno.

Adopta la costumbre de empezar, junto a un marketing ágil

Los ganadores han convertido la iniciativa en una pasión y en una práctica” es una frase del marketer Seth Godin en su gran pequeño libro, Hazlo; en donde nos habla de la importancia de tener agallas, el corazón y la pasión para lanzarse. Contar en las organizaciones con profesionales valientes, iniciadores preparados para fracasar por el camino pueden marcar la diferencia.
Si nadie empieza, ¿cómo se innova?, ¿quién lleva a cabo las buenas ideas?

Además de iniciadores necesitamos empresas ágiles, al menos en su marketing, es decir, un marketing ágil. Estamos en un entorno VUCA, en donde las empresas ya no pueden hacer planes a largo plazo sin hacer ajustes continuos.

Las empresas, por tanto, deben adaptarse a la velocidad de cambio de los clientes, a la vez que superan a la competencia. Para ello, es imprescindible estar al tanto de las nuevas tendencias y conversaciones, para actuar sobre ellas y hacer milagros.

(María Pérez Roldán, directora comercial, marketing y comunicación de ISGF)

 

Gracias por suscribirse a nuestra NewsLetter

Comprueba tu bandeja de entrada* para confirmar la suscripción a la Newsletter de Relación Cliente.

*No olvides revisar tu carpeta de correo no deseado o SPAM