Relación Cliente - La web líder del sector de la Relación Cliente, BPO, Customer experience y Contact Center

EL 83% DE LOS EUROPEOS CREE QUE EL USO DEL TELÉFONO MÓVIL PUEDE DAÑAR SU SALUD

El 92% de los europeos demanda a sus órganos gubernamentales más información sobre el efecto de las radiaciones electromagnéticas
Exradia Limited presentará en MWC 2008 los resultados de un estudio paneuropeo que recoge la opinión de los ciudadanos sobre la seguridad del teléfono móvil y otros dispositivos inalámbricos. En el estudio han participado más de 4.500 ciudadanos de Reino Unido, Francia, Alemania y España. Exradia presenta la única tecnología patentada y científicamente probada que protege a las personas de las radiaciones electromagnéticas perjudiciales para la salud, tan comunes en la actualidad debido al creciente uso de tecnologías inalámbricas como los teléfonos móviles y los ordenadores portátiles.  Algunos de los descubrimientos más destacados son:  ·         Tres de cada cuatro europeos quieren proteger las guarderías, escuelas y hospitales de los efectos biológicos científicamente probados producidos por los campos electromagnéticos de teléfonos móviles y LANs ·         Dos de cada tres europeos cree que su Gobierno debería invertir más recursos en investigación para proteger la salud pública

  • Al 73% de europeos le gustaría incorporar la tecnología Wi-Guard de Exradia en sus teléfonos móviles para sentirse protegidos

 Nota al periodista: mención obligatoria de la fuente del estudio Barcelona, MWC 2008 Exradia anuncia los resultados de su estudio que revela el incremento de los temores de los ciudadanos europeos sobre la seguridad y exposición a las radiaciones, así como su opinión sobre el papel del Gobierno y de las Instituciones Públicas en lo concerniente al establecimiento de medidas de seguridad que garanticen la protección de la salud pública. En el estudio han participado más de 4.500 ciudadanos de Reino Unido, Francia, Alemania y España.  Exradia Limited, compañía pionera con sede central en Londres, diseña y comercializa Angel Wi-Guard, la única tecnología patentada y científicamente probada del mundo que protege a las personas de las radiaciones electromagnéticas producidas por la telefonía móvil y tecnología wireless. Según el Parlamento Europeo, estamos presenciando un continuo aumento de los niveles de radiación, el cual se ha incrementado 1 billón de veces entre 1950 y 2004 desde la invención de la radio hasta la irrupción del teléfono móvil y tecnología wireless. Como consecuencia, crece la inseguridad y la oposición de la opinión pública preocupada por los posibles efectos perjudiciales de la exposición a campos de radiaciones tan habituales en la gran ciudad como el uso de dispositivos móviles o las antenas de telefonía.  La polémica entre defensores y detractores de la telefonía se desencadena tras la ausencia de pruebas sobre la inocuidad de las inmisiones electromagnéticas. Además, este factor se une a la necesidad de regular los niveles y límites de exposición para la protección de la salud como recoge la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP), la OMS y el Consejo de la Unión Europea.  En la actualidad, no existen estudios que demuestran los efectos a largo plazo de la radiación electromagnética, sin embargo, sí se han probado científicamente los efectos biológicos en la salud. Ejemplos de estos efectos observados son: efectos en los iones de calcio, el efecto enzimático, efectos en el ADN, efectos en la proliferación de las células y efectos en la expresión de los genes. Muchos científicos están estudiando la contribución de estos efectos en el desarrollo de enfermedades como cáncer, Parkinson y Alzheimer.  En este contexto, Exradia elimina los efectos biológicos causados por la telefonía móvil y otros dispositivos móviles, protegiendo a todos los usuarios de las consecuencias negativas. Los ciudadanos europeos están preocupados por los efectos del uso de teléfonos móviles en nuestra salud El informe anual de telecomunicaciones de la Comisión Europea de 2007 apunta un índice de penetración de telefonía móvil del 103%, es decir, existen 478,4 millones de terminales en el continente: más móviles que personas. Esto multiplica las posibilidades de exposición a radiaciones producidas por dispositivos móviles, por lo que la población exige más información sobre los posibles efectos perjudiciales en la salud.  Los resultados del estudio de Exradia determinan que el 83% de los europeos cree que el uso del teléfono móvil a largo plazo puede dañar su salud. El 87% de los franceses conoce estos riesgos, seguido del 86% de los ingleses, el 81% de los alemanes y un 78% de los españoles. Todo y esto, el 67% de los alemanes declara desconocer que la exposición continuada a radiaciones electromagnéticas contribuye en el desarrollo de enfermedades como el cáncer. Además, un 55% de los españoles y un 56% de franceses admite no estar al corriente del peligro del uso del móvil. Otro de los descubrimientos del estudio de Exradia es que el 4% de los europeos conoce a alguien que sufre alguna aflicción grave de salud debida a la exposición continuada a campos electromagnéticos sin protección.   Los europeos exigen mayor información a sus órganos de gobierno El desconocimiento de las medidas de protección contra las radiaciones hace que los europeos se planteen de quién es competencia informar y proteger a los ciudadanos. A este respecto, el estudio de Exradia revela que el 97% de los españoles responsabiliza al Gobierno de no proporcionar suficiente información sobre las repercusiones negativas de las ondas electromagnéticas. Además, el 93% de franceses y el 91% de alemanes ratifica que hay escasez de información, seguido del 86% de ingleses que expresa su insatisfacción con la cantidad de información por parte del gobierno. A raíz de la escasez de información al ciudadano sobre la exposición a radiaciones perjudiciales para la salud, el 96% de españoles insta al Gobierno a llevar a cabo más investigaciones sobre los riesgos potenciales para aumentar las medidas preventivas pertinentes para la protección de los ciudadanos. A este dato se suman el 94% de los franceses e ingleses, así como el 93% de los alemanes que reclaman más atención sobre este tema de salud pública universal.  Los más vulnerables, los adolescentes Según el estudio de Exradia, cuatro de cada cinco europeos piensa que el Gobierno debería proporcionar más información a los padres, advirtiendo los riesgos de las ondas electromagnéticas de dispositivos móviles en sus propios hijos. Debido a que los jóvenes son uno de los grupos sociales más atraídos hacia los móviles, los padres deberían ser conscientes de los riesgos potenciales del uso del móvil para proteger la salud de sus hijos. En una publicación, disponible online, lanzada por el Departamento de Salud de Reino Unido informan que “hay investigaciones que demuestran que el uso de teléfonos móviles afecta a al actividad cerebral” y que “existen lagunas en nuestro conocimientos científicos”.  De esta manera, los encuestados consideran que los espacios o entornos más vulnerables y que necesitan más protección son las guarderías, las escuelas y los hospitales. Por otro lado, según el estudio de Exradia, el 93% de los europeos exige a sus órganos gubernamentales que obliguen a los fabricantes de móviles y terminales a tomar medidas preventivas para proteger a la ciudadanía de las radiaciones peligrosas. Este resultado indica claramente que las expectativas de los europeos son que sus gobiernos y autoridades públicas deberían actuar proactivamente contra los riesgos de los dispositivos inalámbricos.    ¿Cómo podemos protegernos? Las radiaciones electromagnéticas se encuentran en la propia naturaleza. Sin embargo, estas radiaciones forman un patrón oscilante e irregular que no resulta perjudicial para la salud pública. Por el contrario, las radiaciones electromagnéticas emitidas por dispositivos inalámbricos como teléfonos móviles, ordenadores, antenas de telefonía, PDAs, hasta pequeños electrodomésticos cotidianos que se encuentran fácilmente en cualquier hogar producen señales regulares que afectan directamente a la salud.  Los daños producidos por las radiaciones electromagnéticas son consecuencia directa de este patrón uniforme de la señal y de la exposición continuada sin protección. Actualmente existe una tecnología patentada y científicamente probada después de quince años de investigación, Angel Wi-Guard, capaz de alterar la señal uniforme potencialmente peligrosa sin afectar al funcionamiento del aparato. La tecnología Angel transforma la señal regular creada por el hombre en una onda similar a la que se produce en la naturaleza, neutralizando así los efectos perjudiciales para la salud pública. Tras su lanzamiento en primicia mundial en la pasada edición del MWC 2007 y tratándose de una tecnología avalada por más de seis universidades e institutos científicos del mundo, todavía 4 de cada 5 europeos desconoce su existencia.  A partir del estudio de Exradia, al 73% de los europeos encuestados le gustaría instalar esta tecnología en sus móviles para sentirse protegido ante los riesgos de la exposición electromagnética. Más allá de incorporar esta tecnología en sus propios móviles, el 96% de los europeos cree que los operadores como Vodafone, Movistar o T-Mobile tienen la responsabilidad de implementar esta tecnología en sus dispositivos y ponerlos al alcance de todos los consumidores.  En cuanto al coste extra que supondría implantar la tecnología en los móviles, el 53% de los europeos coincide en que deberían ser los fabricantes de teléfonos móviles los que deben sufragar cualquier coste adicional, con el objetivo de comercializar un aparato seguro para todos los consumidores. En un porcentaje menor, el 24% cree que deberían ser los operadores de telefonía y el Gobierno, con un 14% de los votos. En cuarto lugar, el 9% de los europeos piensa que deben ser los propios consumidores quienes deben costearse la tecnología preventiva.   Reino Unido y España a la cabeza de las potencias más seguras Exradia anuncia en el MWC 2008 el acuerdo de la distribución absoluta de las baterías de Exradia Angel™, la única tecnología en el mundo que protege a sus consumidores de las radiaciones perjudiciales para su salud. Este acuerdo proporciona a Exradia un socio de gran poder en la distribución directa a los canales de suministro, las tiendas MVNO’s y los operadores de red. Exradia además ganará acceso a la empresa asociada con este distribuidor, cuyo portal de eComercio es utilizado por 14.000 distribuidores europeos y tiendas clientes. Este acuerdo se realiza justo antes del anuncio de Exradia acerca de su acuerdo con  la compañía británica Fonehouse, distribuidora de telefonía móvil al minorista, con la que ha firmado un acuerdo comercializar la tecnología Angel. Esto forma parte de la campaña “Feelgood Campaign” que ofrece a sus clientes en exclusiva la oportunidad de usar el móvil que desean y estar completamente seguros y protegidos de sus radiaciones perjudiciales. En España, Exradia también anuncia el reciente acuerdo con SACTECH Telecomunicaciones Móviles, distribuidor oficial de Cellebrite en España. SACTECH pertenece a un grupo de empresas vinculadas a la logística y postventa de telefonía móvil, cuya actividad principal es la distribución mayorista de telefonía libre. SACTECH móviles están especializados en la distribución de dispositivos móviles de Nokia, además de otras marcas como Samsung, Sony Ericsson, Motorota, LG y HTC.  Acerca de Exradia y Angel Wi-Guard Exradia, compañía pionera con sede en Londres y creada en 2006, comercializa la única tecnología, Wi-Guard, patentada y probada científicamente que protege a las personas de las radiaciones electromagnéticas perjudiciales para la salud de los teléfonos móviles y redes inalámbricas.  La tecnología Angel Wi-Guard se basa en la tecnología Noise Field, la cual sobrepone el campo magnético oscilante de baja frecuencia sobre el campo electromagnético regular generado por los equipos electrónicos hechos por el hombre. Este campo de ruido añadido es el resultado de las emisiones electromagnéticas ELF y RF generadas por aparatos creados por el hombre imitando los campos electromagnéticos de baja frecuencia aleatorios, que tienden a darse en la naturaleza. Los campos electromagnéticos aleatorios de baja frecuencia no causan cambios biológicos en las células humanas. La tecnología Angel Wi-Guard puede ser integrada en muchos de los equipos electrónicos. La tecnología puede comprimirse en un chip y así incorporarse en millones de dispositivos: móviles, portátiles, PDAs, Tetra radios, terminales Bluetooth, infraestructuras wireless profesionales y domésticas, entre otros. La tecnología Angel Wi-Guard no interfiere en el funcionamiento del aparato en el que se incorpora.   Para adquirir la tecnología Angel Wi-Guard visite www.exradia.com

Gracias por suscribirse a nuestra NewsLetter

Comprueba tu bandeja de entrada* para confirmar la suscripción a la Newsletter de Relación Cliente.

*No olvides revisar tu carpeta de correo no deseado o SPAM